Otros castellonenses militares (I)



Dedicamos este apartado a una serie de castellonenses que, de un modo u otro, tuvieron relevancia en el mundo castrense:

Miguel Alegre, natural de Segorbe
José Badía, natural de Cortes de Arenoso
Pedro Bayarri, natural de Benicarló
Francisco Bentosela Izquierdo, natural de Lucena del Cid
José Julián Caballer, natural de Vinaroz
Tomás Castaño de Meneses, natural de Castellón de la Plana
Benito Catalán, natural de Cortes de Arenoso
Berenguer Ciurana, natural de Morella
Fernando Covarsi Conca, natural de Vinaroz
Juan Bautista Crozat Trifú, natural de Vinaroz
Manuel Eixea Vilar, natural de Segorbe
Baltasar Esteller Ferrán, natural de Vinaroz
Miguel Julve, natural de Cirat
Cándido Laca Martínez, natural de Castellón de la Plana
Antonio Luque Vicens, natural de Burriana
Mariano Miquel y Polo, natural de Benicarló
Manuel Muñiz Izquierdo, natural de Onda
Pascual Navarro, natural de la Puebla de Arenoso
Vicente Olleta Reinés, natural de Nules
Manuel Pérez Herrero, natural de Jérica
Eduardo Reyter Hidalgo, natural de Alcalá de Chivert
Vicente Villalón y Molner, natural de Castellón de la Plana



Miguel Alegre

Nació en Segorbe el 24 de Enero de 1820, estudió humanidades y filosofía en el Seminario de esa localidad, en 1838 ingresó en el Colegio de Infantería de Toledo, y nombrado subteniente del regimiento de Soria en el siguiente año, formó parte del ejército del Norte al mando del general Espartero, encontrándose en las acciones de Ramales, Guardamino y otras muchas. Terminada la guerra civil, le obligó su familia a pedir el retiro y se dedicó entonces a la carrera de Derecho, que estudió en la Universidad de Valencia. Abogado, político de gran talla y defensor acérrimo de las ideas liberales. En el movimiento republicano de 1848 se puso al frente de una numerosa partida, y después de haber sido derrotado, pudo escapar a Francia disfrazado de marinero en un débil barquichuelo. Fue comandante de la Milicia Nacional de Segorbe en el año 1854, diputado a Cortes en varias legislaturas, gobernador civil de Cuenca, etc. Fue gran amigo del general O´Donnell, a quien acompañó en la guerra de África. Dotado de un carácter simpático era muy apreciado por sus bellísimas prendas personales, y ejerció gran influencia en esta provincia. Estaba condecorado con la gran cruz de Isabel la Católica y murió, muy joven aún, en una quinta cerca de Valencia el día 14 de Julio de 1875.

BALBAS, JUAN A. (1883), Castellonenses ilustres. Apuntes biográficos, Castellón, pp. 365 y 431.
SARTHOU CARRERES, CARLOS (1913), Geografía General del Reino de Valencia. Provincia de Castellón, Barcelona, p. 908.

José Badía

Era natural de Cortes de Arenoso, se hallaba avecindado en Montán, y su oficio era albañil. Fue de los primeros en echarse al monte y levantar partidas a favor del pretendiente por el distrito del río Mijares. Los facciosos habían muerto a un hermano suyo. Solicitó se le permitiese levantar una partida a favor de la Reina. Largo tiempo aguardó el resultado de la instancia. El gobierno constitucional desechó la solicitud. De aquí tuvo principio su ida a la facción, principiando por Agustín Gómez, paisano suyo y rival en amores, a quien asesinó por sólo este motivo. Tentó varios ataques contra Cortes de Arenoso, pero con la ignominia de verse siempre rechazado por sus habitantes. En esto y en las correrías por los distritos de Segorbe y Castellón pasó tres años. Llegó la época de la expedición de Gómez, el cual agregó a sus fuerzas casi todas las de la facción aragonesa y valenciana, y con ella se encaminó a Andalucía. Badía formó parte como tantos otros, y participó de la varia fortuna de sus compañeros. Fue también de los que acompañaron a Cabrera en su tentativa de paso a Navarra, y sufrió el descalabro de Rincón de Soto, habiendo caído prisionero. Fue conducido a Cádiz y después le trasladaron a Valencia. En octubre de 1838, tuvieron lugar las atrocidades de Cabrera que provocaron en Valencia terribles represalias. A consecuencia de ellas el día 24 de dicho mes y año fueron fusilados, entre otros, dos cabecillas, uno Mariano López (a) Calzones; el otro José Badía.

EMIGRADO DEL MAESTRAZGO, UN (1840), Vida y hechos de los principales cabecillas facciosos de las provincias de Aragón y Valencia desde el pronunciamiento carlista de Morella en 1833 hasta el presente, Valencia, pp. 252-255.

Pedro Bayarri

Nació en Benicarló. Cursó la ciencia del Derecho en la universidad de Valencia. Concluidos sus estudios se estableció en Villarreal, en donde abrió bufete de abogado, alcanzando bien pronto gran fama y reputación por su talento y pericia. Se dio a conocer como hombre público en 1854, como secretario de la Junta revolucionaria de Castellón. Elegido diputado por esta provincia en las Cortes constituyentes del mismo año, marchó a Madrid, logrando por sus muchos merecimientos, ser elegido secretario del Congreso con Calvo Asensio, González de la Vega y Marqués de la Vega de Armijo. A la caída del Duque de la Victoria en 14 de Julio de 1856, entró a formar parte del ministerio presidido por el general O`Donnell desempeñando la cartera de Marina, hasta el 13 de Octubre del mismo año, que cayó aquella situación por la entrada en el poder del general Narváez. Cuando en Julio del 57 volvió a subir O´Donnell, fue nombrado nuestro Bayarri Ministro del Tribunal Superior de Guerra y Marina, en cuyo empleo murió cuando todavía era joven.

BALBAS, JUAN A. (1883), Castellonenses ilustres. Apuntes biográficos, Castellón, p. 225.

Francisco Bentosela Izquierdo

Sobrenombre en la masonería: Perseverancia. Nacido en Lucena (Castellón) el 7 de julio de 1884. Teniente de Infantería. Casado. Iniciado (26-05-1921) en la logia Fénix nº 381 de Barcelona, integró también sucesivamente las filas de Liberación nº 423, de la misma ciudad y obediencia; Hijos de la Africana n° 430 de Melilla y, finalmente, Plus Ultra nº 13, también de la Ciudad Condal, durante la etapa republicana. Alcanzó los grados 2° (7-08-1921), 3° (3-01-1923) y, también, el 4° (7-06-1924), ya en el plano capitular del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. Ocupó los cargos de Limosnero Hospitalario (1920 y 1921), Archivero Bibliotecario (1921), y Experto (1922), en Melilla, y Maestro de Ceremonias (1933). En 1924 volvió a formar parte de Liberación, y sostuvo sus columnas como mínimo hasta 1927. En Melilla suscribió (18-10-1922) un trabajo de grado bajo el título de "Sensación que produce la disciplina", en el que afirmó, entre otras cuestiones, que "en dos palabras os diré que en el ejército es tan necesaria como la sangre en el organismo humano". Un consejo de guerra, celebrado (20-04-1939) en Barcelona, le sentenció a reclusión perpetua como "autor de un delito de rebelión militar", pena que empezó a cumplir el 10-04-1939, si bien la Comisión Central de Examen de Penas propuso, según oficio del 30-07-1943, la conmutación de la pena primitiva por la de doce años y un día de reclusión mayor. El juzgado especial n° 3 del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo le instruyó, por su parte, el sumario 652/1944, y el Tribunal se inhibió (25-10-1945) a favor del Consejo Superior del Ejército, organismo que no se había pronunciado en 18-06-1951, según la comunicación que el secretario general del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo dirigió a la Delegación Nacional de Servicios Documentales del Estado de Salamanca, que había preguntado sobre la situación del sumario al objeto de completar el expediente.

PAZ SÁNCHEZ, MANUEL DE (2004), Militares masones de España. Diccionario biográfico del siglo XX, Valencia, p. 75.

José Julián Caballer

Nació en Vinaroz el 28 de enero de 1765, en la casa llamada Palacio de la calle Socorro. Su padre se llamaba José Julián Quixal, y su madre Francisca Caballer Miralles. Ingresó en el Colegio preparatorio de Guardias Marinas, distinguiéndose en él como uno de los alumnos más aplicados y, al terminar sus estudios, fue destinado, con otros jóvenes, en calidad de Guardia Marina, a uno de los buques de guerra para adquirir los conocimientos prácticos, tomando dicho buque rumbo hacia las Antillas, y siendo ascendido a Oficial de la Armada Española. Tras haber tomado parte en bastantes acciones bélicas ascendió a Capitán de navío. De nuevo se trasladó a Ultramar, y a su regreso fue elevado a Brigadier de la Armada y luego nombrado, por Su Majestad, Comandante del Tercio Naval de Valencia. Era bondadoso, activo pero muy ordenancista y algo austero en el ejercicio de sus deberes, y durante los años que estuvo al frente del Tercio Naval de Valencia, supo llevar dignamente sus cometidos. El 12 de octubre de 1840 fue invitado a asistir a la renuncia de Da María Cristina a la Regencia que le había sido ofrecida por las Cortes de la Nación, acto en el que estuvo presente junto al Duque de la Victoria, los Ministros, Altos dignatarios de la corona y el Capitán General del Reino de Valencia, entre otros, firmando Julián el acta junto con el resto de asistentes. Falleció, en Valencia, hacia 1841.

DELGADO AGRAMUNT, AGUSTÍN (1996), Vinaròs: sus hombres, sus nombres, Vinaròs, Tomo I, p. 161

Tomás Castaño de Meneses

otroscs1 (6K)

Castellón, 8 noviembre 1930-1981. Aviador. En 1949 ingresa en la Academia General del Aire de San Javier (Murcia). Obtiene el grado de teniente cuatro años más tarde y es destinado al 43º Escuadrón de la fuerzas Aérea de Tetuán. En 1957 marcha a EE.UU. donde realiza la llamada "Misión AFB", en un curso básico, consistente en la adaptación o preparación hacia otros aviones no convencionales; en Laredo el de reactores y más tarde en Wiliams el de tiro. Ascendido a capitán de aviación en 1958, es destinado a la Base Aérea de Talavera la Real (Badajoz) como profesor de vuelo en el "Sabre F-86" de la Escuela de Reactores. En 1961 participa en la Vuelta Aérea de España, clasificándose en cuarto lugar. En 1964 consigue el título de Campeón Mundial de Acrobacia Aérea; la competición más destacada y de mayor trascendencia nacional e internacional, durante el bienio 1963-64, fue el III Campeonato del Mundo de Acrobacia, celebrado en Bilbao (Sondica). Esta ha sido la primera vez que nuestro país organizaba dicha competición - las dos anteriores se celebraron en Checoslovaquia y en Hungría - y los pilotos españoles consiguieron los máximos triunfos. El cetro mundial fue para Tomás Castaño y el equipo vencedor fue el español, formado por Castaño, Negrón y Quintana, sumando 43.475 puntos, cifra idéntica a la alcanzada por los checoslovacos; pero una valoración técnica - el coeficiente de las fracciones decimales - otorgó el triunfo a España.

SÁNCHEZ ADELL, JOSE, DIAZ MANTECA, EUGENIO, OLUCHA MONTINS, FERNANDO y PASCUAL MAS, FRANCISCO (1997), Personajes ilustres castellonenses. Diccionario biográfico de la provincia de Castellón, Castellón de la Plana, p. 20
ENCICLOPEDIA UNIVERSAL ILUSTRADA EUROPEO-AMERICANA, Espasa-Calpe, Madrid, 1988.

Benito Catalán, el Royo de Nogueruelas

Este notable guerrillero nació en Cortes de Arenoso, pero se avecindó y casó en Nogueruelas. En la guerra de la independencia fue soldado. Siguió todas las campañas de la época, y se portó con bastante valor. Con la retirada de los franceses en el año 1814, dejó las armas como la mayor parte, y se vio precisado a volver a su pueblo y emprender el antiguo oficio de esquilador. En el año 1822 campeaba por el reino de Valencia el célebre Samper y El Royo de Nogueruelas no fue de los más tardíos en unírsele, distinguiéndose entre sus compañeros, lo que le procuró el grado de sargento y se consideró bastante fuerte para levantar y dirigir por sí mismo una partida. Marchó a su pueblo y logró reunir unos 60 mozos. Su emancipación de la autoridad o dependencia inmediata de Samper, no tuvo lugar hasta el último tercio de la campaña. Una de sus acciones más notables en el reino de Valencia fue la de Moncófar. Fue realmente uno de los choques más empeñados de la campaña. Entre otros cabecillas que tomaron parte en él, se debe contar el Serrador, quien en lo más recio del combate, perseguido por dos o tres caballos de las tropas constitucionales, se hallaba a punto de caer en sus manos muerto o vivo, cuando sobrevino el Royo de Nogueruelas, y metiéndose entre él y los perseguidores, logró salvarle. En las inmediaciones de Alcalá de la Selva encontró cierto día a un paisano y le apuntó con el arma, dejándole muerto en el acto. Cuando quedó restaurado y consolidado el absolutismo con el célebre tratado Angulema, el Royo de Nogueruelas fue juzgado y sentenciado a presidio. No tuvo sin duda paciencia para cumplir la condena y se evadió. Se le vio por el año 1835 en el pueblo de Nogueruelas, punto ordinario de su antigua residencia, y nadie pensó en delatarlo, acaso por miedo de la venganza que no dejaría de tomar contra el delator. Reunida alguna gente entró con ella por los pueblos del Mijares. Es de destacar la barbarie que usó con 90 infelices soldados de Ceuta, a quienes hizo prisioneros en Arcos, y se le rindieron por haberles ofrecido cuartel. Llevándolos a Albentosa, los mandó fusilar en masa. Su clase en la facción era de segundo de la partida del Organista, pero el Organista fue apeado del mando de la partida de orden de Cabrera por ladrón, y entró a sustituirle el Royo de Nogueruelas. No escarmentó éste con la lección, antes bien le espoleó a aprovechar el tiempo mejor que su antecesor. Cabrera mandó conducirle preso a Cantavieja, donde se le formó causa, y se le condenó a una fuerte multa. Por hallarse con tal nota enteramente desacreditado, tuvo que retirarse a Cortes de Arenoso, lugar de su nacimiento, donde permanece arrinconado. Es bastante alto, sin embargo de tener las piernas torcidas. Su edad es de unos 45 años; es notable por su color y pelo bermejo.

EMIGRADO DEL MAESTRAZGO, UN (1840), Vida y hechos de los principales cabecillas facciosos de las provincias de Aragón y Valencia desde el pronunciamiento carlista de Morella en 1833 hasta el presente, Valencia, pp. 134-144.

Berenguer Ciurana

Nacido en Morella en la segunda mitad del siglo XV y fallecido el 24 de febrero de 1545. Capitán de los tercios morellanos. Por sus grandes servicios militares a los reyes fue nombrado "bayle" de Morella el 30 de mayo de 1505, cargo que ocupó hasta su muerte este ilustre morellano al frente de sus valientes tercios, se cubrió de gloria y heroísmo realizando hazañosos hechos y proezas no solo por tierra sino también por mar. En 1510 fue a la conquista de Túnez, Orán, Bugia, etc, uniéndose a la expedición de la flota del conde Pedro Navarro, bajo la inmediata dirección del cardenal Jiménez de Cisneros, capitaneando la nave de los tercios morellanos. En la guerra de las germanías (1512) consiguió brillantes victorias logrando derrotar a los agermanados de San Mateo, Almenara, Sagunto, Alcira, Játiva, Denia y Gandía, En 1526, en la rebelión de los moros del Espadán tomó parte en dicha campaña con 500 tercios, teniendo entonces el mando de comandante.

SÁNCHEZ ADELL, JOSE, DIAZ MANTECA, EUGENIO, OLUCHA MONTINS, FERNANDO y PASCUAL MAS, FRANCISCO (1997), Personajes ilustres castellonenses. Diccionario biográfico de la provincia de Castellón, Castellón de la Plana, p. 23

Fernando Covarsi Conca

Natural de Vinaroz, se une a Carnicer interviniendo en la toma de Daroca y Calatayud. Hecho prisionero se le interna en la cárcel de Zaragoza en donde conoció a Pilar que, al cabo de algunos años, llegó a ser su mujer. Trasladado al barco-cárcel "Lucero" que estaba en el puerto de Tarragona, encabeza una sublevación apoderándose del barco y llega a Gibraltar, acogiéndose al pabellón inglés. Desde allí, el 17 de enero de 1836, embarca en el bergantín "Matilde" con dirección a Inglaterra, llegando a Liverpool dos meses después. Pero su carácter inquieto no le permite quedarse durante mucho tiempo, así regresa a España a través de Francia. Tiene 28 años, es teniente y se une a los carlistas del norte (Azpeitia, Bermeo, Lequeito...). Con la revolución del 68, llega la inquietud. Fernando Covarsí conspira y al ver que desde Extremadura es muy difícil el alzamiento se marcha a Navarra y luego a su Maestrazgo. El 12 de julio de 1874 escribe en su diario: "En este día llegué a mi pueblo Vinaroz, después de 41 años de ausencia...". Lucha, como su padre, por tierras del Maestrazgo. A su familia la destierran a Elvas (Portugal), pero su hijo Antonio, consigue un salvoconducto y marcha en busca de su padre. Pasa por Cantavieja y San Mateo, y en Albocácer está a punto de ser fusilado por espía, hasta que, al final, se encuentran. Ambos regresan a Badajoz. Atrás queda su azarosa vida militar, sus quimeras de hombre de acción, y su paisaje familiar. Se cuenta que a sus ochenta años, todavía el día de San Carlos se vestía con la levita de ala de mosca ribeteada de trencilla, su chaleco rameado, con la gruesa cadena de oro y la corbata de lazo, y ofrecía pasteles a sus familiares y amigos. Murió en el año 1894.

DELGADO AGRAMUNT, AGUSTÍN (1996), Vinaròs: sus hombres, sus nombres, Vinaròs, Tomo I, p. 30

Juan Bautista Crozat Trifú

Nació en Vinaroz hacia 1775. No podemos indicar con exactitud la fecha de su nacimiento pues ha desaparecido el libro de Bautismos que corresponde a ese periodo. Su padre, Simón, francés de Olorón, se dedicaba al comercio, siendo su madre, Magdalena, natural de Vinaroz e hija del médico Nicolás Trifú y de Agustina Mallach casados el 28 de febrero de 1754. Estudió Leyes, por lo que fue nombrado abogado asesor del Ayuntamiento de Vinaroz y, con motivo de la Guerra de la Independencia, dada su ascendencia francesa, tuvo que dimitir de sus cargos oficiales, si bien fue repuesto en los mismos el 9 de noviembre de 1808. El 13 de junio de 1812 el General Suchet le nombró Gobernador de Castellón, con la oposición de sus paisanos. En 1818 fue elegido Síndico Personero, en las elecciones celebradas para alcalde de barrio, según la circunscripción electoral llevada a cabo por el General Elío. En 1846 es nombrado concejal del Ayuntamiento. Falleció, soltero, el 3 de febrero de 1850 a consecuencia de una "ptisis pituitosa".

DELGADO AGRAMUNT, AGUSTÍN (1996), Vinaròs: sus hombres, sus nombres, Vinaròs, Tomo I, p. 171

Manuel Eixea Vilar

otroscs2 (20K)

Hijo de Manuel Eixea Pitarch y de Francisca Vilar Nebot, Manuel-Segundo Eixea Vilar nació el 13 de agosto de 1881, en Segorbe, en la calle de la Cueva Santa, número 12. Ingresó en la Academia de Infantería de Toledo el 28 de agosto de 1898, de donde salió tres años después con el grado de Segundo Teniente. Su primer destino fue Barcelona y después Marruecos. De esta época de su vida de "militar africanista" le quedó su porte militar. En el recuerdo de Carles Vilar, "don Manuel, como nosotros le decíamos, vestido de uniforme, con su estrella de ocho puntas, y casi siempre el monóculo en el ojo, era una figura atractiva; no muy alto, un poco tomado por el sol, aspecto militar muy acusado, la cabeza pelada y un pequeño bigote" (3 de noviembre de 1983). Posteriormente pasó a la Escuela de Guerra, donde se diplomó en Estado Mayor. Destinado a Castellón, fue ascendido a Teniente Coronel el año 1933. En 1934 fue requerido por la Unión Militar Republicana Antifascista (UMRA), que habían fundado compañeros de su promoción destinados en Madrid. En situación de disponible en Valencia, fue agregado al regimiento Otumba desde diciembre de 1935. En julio de 1936 comandó la primera columna de vehículos blindados que salieron de Valencia para la defensa de Madrid, que se llamó Eixea-Uribe. Afiliado al PCE en agosto de 1936. Ascendió a coronel por la defensa de Guadarrama el 23 de octubre de 1936. Fue oficial del Estado Mayor del General Miaja a las órdenes de Vicente Rojo. El Comité Central del PCE le encargó la militarización de las milicias comunistas y socialistas del Quinto Regimiento, embrión del Ejército Popular de la República, en noviembre de 1936. Jefe de la Columna Motorizada Eixea-Uribe del Ejército de Maniobras en el frente de Teruel y del Cuerpo del Ejército Popular. Jefe del XIX Cuerpo del Ejército de Levante en agosto de 1937. Destituido por discrepancias con los asesores soviéticos y por supuestas simpatías con el POUM en febrero de 1938. Comandante de la 81 Brigada Mixta de guarnición en Segorbe-Viver en sustitución del Teniente Coronel Sánchez Rojas. Oficial de Estado Mayor del 17 Cuerpo del Ejército en la zona Segorbe-Sagunto en abril de 1938. Comandante Militar de Castellón desde el 21 de abril al 13 de junio de 1938. Oficial del Estado Mayor del Ministerio de Defensa, situado en Valencia. Jefe de la Sección de Operaciones de la "Línea X-Y-Z" para la defensa de Valencia. Presidente de la Comisión Interprovincial para la evacuación de cargos políticos y militares "imprescindibles y de difícil sustitución" en Alicante, desde el 2 de febrero hasta el 22 de marzo de 1939. Nombrado Comandante Militar de Tarancón el 23 de marzo. Su nombramiento "queda en suspenso" el día 28. Responsable de la evacuación de los cargos políticos y militares de la República. El 30 de marzo, el PCE, considerándolo próximo a la Junta de Casado, lo tacha de las listas de evacuados del comité internacional y de los gobiernos de Francia y Gran Bretaña. La madrugada del 1 de abril es detenido por el SIPM del Destacamento Especial en Valencia de la Falange Española de las JONS, y encerrado en el depósito de presos de este Servicio de Información Político-Militar. Condenado a muerte por "rebelión militar" en Consejo de Guerra Sumarísimo el 1 de julio de 1939. Fusilado en el Campo de Tiro de Paterna el 15 de julio de 1939.

Datos facilitados amablemente por Eduardo Vicente

Baltasar Esteller Ferrán

Nació en Vinaroz el 10 de noviembre de 1755. Fue hijo de Joaquín y de Matilde Luisa. Su casa solariega estaba en la Plaza San Antonio. Hizo los estudios militares alcanzado el grado de Comandante de Armas y Milicias. Por su ascendencia familiar fue nombrado Caballero. En 1808 formó parte de la Junta Gubernativa local que se constituyó en defensa de los intereses de la ciudad ante la agresión francesa y el día 10 de junio, fecha en la que se produjo la entrada, por primera vez, de las tropas francesas en Vinaroz, se encargó de esconder el Copón y, al propio tiempo, realizó el inventario del patrimonio expoliado. Se le nombró Comandante de la Milicia Honrada, de Peñíscola. En 1809 combatió cerca de Morella, contra los franceses, actuando a las órdenes de Nicolás Becar. Durante los días 13, 14 y 15 de febrero de 1810 se celebró, en Valencia, la junta de electores, formada por los miembros de 11 partidos con la finalidad de elegir a los Diputados en Cortes, siendo elegido en representación de la nobleza. Por tal motivo, junto con el resto de diputados valencianos se traslada, en barco, a Cartagena, en donde se había desencadenado una epidemia de fiebre amarilla. Este hecho, imprevisible, modifica los planes, haciendo paradas en Torrevieja y Santa Pola, de donde salen, finalmente, el 5 de octubre. La llegada a la Isla de León - lugar donde celebraban las reuniones los parlamentarios - se produjo el día 23 y al día siguiente juraba el cargo y tomaba posesión de su escaño. En 1815 formó parte del Ayuntamiento vinarocense asignándole el cargo de "Síndic personer", y en 1818 fue "Regidor". El actual cementerio municipal ocupa parcialmente una de sus propiedades.

DELGADO AGRAMUNT, AGUSTÍN (1996), Vinaròs: sus hombres, sus nombres, Vinaròs, Tomo I, p. 142

Miguel Julve

Era natural de Cirat y carnicero o cortante de profesión. Se hizo famoso por sus robos en los caminos reales. Por ello fue preso y se le formó causa, resultando condenado a presidio por algunos años. Cumplida la condena regresó a su país y volvió a las antiguas andadas. Reunió alguna gente y empezó a desplegar las mayores tropelías en el pueblo de su naturaleza Cortes, y en la Puebla de Arenoso, y generalmente en todo el distrito de Segorbe que se hizo el teatro principal de sus hazañas. Su complexión fuerte y su alta estatura, su mirada torva y su acento ronco y amenazador. El gobernador militar de Segorbe hacia tiempo que andaba expiándole los pasos, y había resuelto sorprenderle. Provisto de fuerzas y exactas noticias se resolvió por ultimo dar el golpe. Dio sus órdenes al capitán de la partida volante de Soneja D. Tomás Arnau, y las instrucciones convenientes al efecto. Dispuso éste que el cabo 2º Juan Salvador, y cinco individuos más de la partida, gente toda práctica en el terreno, se encargase de llevar a cabo tan importante captura. Salieron pues de Segorbe en la tarde del 29 de noviembre de 1837, y caminando toda la noche atravesaron la Sierra de Espadán, dejándose a retaguardia dos batallones facciosos que en ella había. Amaneció, y para evitar ser descubiertos y comprometer su arrojo imprudente, se ocultaron en un espeso bosque, y permanecieron todo el día aguardando la llegada de la noche para continuar la expedición. Tomaron la ruta de Cirat, y por este pueblo y los de Caudiel y Arañuel llegaron a Montanejos, donde existía Julve. Pero ignorando precisamente el sitio, fueron a buscar a su mujer que estaba en el pueblo. Al principio se resistió a declarar el paradero de su marido; pero las amenazas y la promesa de que no le quitarían la vida, la redujeron a manifestarlo, y ella misma los acompañó al paraje donde dormía. Así se verificó la captura de Julve en su misma cama. No fue difícil entonces obligarle a denunciar a algunos de sus compañeros, dos de los cuales por las noticias que él suministró, fueron sorprendidos en un pajar en las inmediaciones de Montanejos, y conducidos junto a él a Segorbe. Lo reclamó el juez de primera instancia del partido de Viver como que tenía causa pendiente, por la cual ya en 1835 había sido condenado a la pena de muerte en garrote vil. Fue trasladado a Valencia. Tuvo lugar la carnicería de los 96 desgraciados sargentos de Pardiñas. El general Vanhalen, que lo era del ejército del Centro, dio orden para fusilar igual número de sargentos rebeldes sacándolos de los depósitos de prisioneros donde existían. En los de la provincia de Valencia había 28, y en el de la capital sólo dos, Francisco Peña y Miguel Julve. El día 8 de noviembre de 1838 fueron fusilados por la espalda.

EMIGRADO DEL MAESTRAZGO, UN (1840), Vida y hechos de los principales cabecillas facciosos de las provincias de Aragón y Valencia desde el pronunciamiento carlista de Morella en 1833 hasta el presente, Valencia, pp. 256-260.

Cándido Laca Martínez

Sobrenombre en la masonería: Napoleón Bonaparte. Nacido en Castellón el 17 de mayo de 1907. Teniente de Infantería, ascendido a capitán de su Arma en zona nacional, que estuvo destinado en el Tercio y en Regulares. Iniciado (11-07-1929) en la logia Tetuán n° 64, de la capital del Protectorado de Marruecos, en la que fue exaltado (8-10-1930) al grado de compañero, solicitó (11-05-1931) afiliación a Atlántida nº 448, pero al poco tiempo (24-08-1931) se acordó por unanimidad darle de baja sin plancha de quite "por falta de asistencia y pago". En el Anuario de 1936 figuraba destinado en el regimiento Lepante n° 2. Se sumó al Movimiento con el 3° tabor de Regulares de Alhucemas, que fue "la primera Unidad del Ejército que se sublevó, pues lo hizo el día 16 de julio". En abril de 1937 obtuvo el ascenso a capitán y, durante la guerra, participó en diversos hechos de armas en los frentes de Madrid, Extremadura, Ebro, Guadalajara y Teruel, a lo largo de casi veinte meses en primera línea de fuego. Presentó su declaración-retractación, pero fue separado del servicio (Diario Oficial del Ministerio del Ejército nº 180, 14-08-1941). Vecino de Madrid, el juzgado n° 3 del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo le instruyó el sumario 884/1945 y, realizados los trámites habituales, el Tribunal acordó (22-06-1946), sobreseer libremente las actuaciones y estar a lo acordado por el Consejo Superior del Ejército.

PAZ SÁNCHEZ, MANUEL DE (2004), Militares masones de España. Diccionario biográfico del siglo XX, Valencia, p. 235.

Antonio Luque Vicens

Nacido en Burriana el 8 de febrero de 1819 y fallecido en Cuenca el 2 de julio de 1897. Tras realizar los estudios primarios y secundarios en Borriana, marchó a Lorca a iniciar la carrera de armas. Alcanzando el grado de subteniente participa en algunas campañas por el Maestrazgo, siendo nombrado secretario particular del General Francisco Serrano. Tras ser depurado, Antonio Luque se dedicó a labores periodísticas colaborando con el "Eco del Comercio" y a participar y colaborar en diversas obras, como el Diccionario Madoz y la obra Los Borbones ante la revolución. Gobernador Civil interino de Cuenca, posteriormente Delegado de Hacienda de Valencia, Burgos, y Ciudad Real. Obras: Las Cortes españolas (4 vols. Madrid 1851-57) Plebeyos ilustres. Reseña biográfica de los obreros del progreso humano (Madrid 1869), La Inquisición. Su pro y su contra (Madrid 1859) etc.

SÁNCHEZ ADELL, JOSE, DIAZ MANTECA, EUGENIO, OLUCHA MONTINS, FERNANDO y PASCUAL MAS, FRANCISCO (1997), Personajes ilustres castellonenses. Diccionario biográfico de la provincia de Castellón, Castellón de la Plana, p. 124

Mariano Miquel y Polo

otroscs3 (6K)

Nacido en Benicarló el 9 de diciembre de 1789 y fallecido en Saelices el 26 de noviembre de 1835. Cadete en el regimiento de Infantería de América ubicado en Valencia; nombrado subteniente en 1810, ingresó en el Cuerpo de Ingenieros, en el que alcanza en 1814 el cargo de Comandante de Ingenieros de la Plaza de Peñíscola, De ideas profundamente liberales y constitucionalista, participó en destacados hechos de armas que le valieron la Cruz de la Orden Militar de San Fernando de Primera Clase. En 1834 es ascendido a Teniente Coronel y nombrado Gobernador Militar y Político de Teruel; después pasó a ser Comandante General de dicha provincia. En marzo de 1836 fue nombrado Mayor General de Ingenieros del Ejército Centro, con el que participó en acciones contra los carlistas. Ascendido a Coronel en 1837 y condecorado por su valioso comportamiento en la batalla de Chiva, recibe además varias condecoraciones hasta el final de la guerra (1840). Jefe de la Comandancia del Cuerpo de Ingenieros de Madrid y Director del Cuerpo de Ingenieros de Valencia, en 1843 se le distinguió con el título de Comendador de la Real Orden Americana de Isabel II y en octubre de 1845 la reina Isabel II le nombró Senador del Reino. En 1846 fue ascendido a General de Brigada de Infantería. En 1848 fue nombrado Director Subinspector de las posesiones de África, y en los dos años siguientes desempeñó el cargo de Gobernador interino de Ceuta. Por R.D. del 17 de junio de 1850 se le nombra Caballero de la Real Orden de Isabel la Católica. En 1852 es ascendido a General del Cuerpo de Ingenieros y es destinado a las islas Baleares; en 1853 es nombrado Director Subinspector de Valencia.

SÁNCHEZ ADELL, JOSE, DIAZ MANTECA, EUGENIO, OLUCHA MONTINS, FERNANDO y PASCUAL MAS, FRANCISCO (1997), Personajes ilustres castellonenses. Diccionario biográfico de la provincia de Castellón, Castellón de la Plana, p. 61

Manuel Muñiz Izquierdo

Este teniente de Infantería (ER), natural de Onda (Castellón), donde nació el 9 de febrero de 1887, fue recomendado para su iniciación masónica por Miguel López-Bravo Giraldo, en carta que fue leída (14-06-1933) en el taller, es decir, en la logia Atlántida nº 448 de Tetuán, a la que López-Bravo Giraldo pertenecía en esas fechas. Según indicaba en su plancha, había "conseguido la adhesión de un elemento, que no solo lo considero bueno sino que lo creo necesario en nuestra augusta Orden. Este es un teniente perteneciente a mi Batallón,..., hombre libre y de toda garantía". Añadía en esta misiva que, en la tenida anterior, le había hecho esta proposición al hermano S. Molinillo, "y parece ser que algún hermano del taller le encontraba el inconveniente de que por todas partes veía complots", sin embargo, esto no constituía un demérito para el proponente, puesto que ello se debía a "un exceso de republicanismo", según afirmó. Además, "por él el gobierno se ha enterado de algunos peligros que acechaban este régimen de libertad, que el pueblo a sí se dio, el gobierno tomaba sus medidas, y se evitaban sucesos lamentables". "Creo que de estos hombres estamos muy necesitados", concluyó. No existe constancia, sin embargo, de la recepción masónica del biografiado.

PAZ SÁNCHEZ, MANUEL DE (2004), Militares masones de España. Diccionario biográfico del siglo XX, Valencia, p. 295.

Pascual Navarro, el Jalvegado

Marchó a la facción en 1836. Era natural de la Puebla de Arenoso, poseía un pedazo de tierra, y en su cultivo se entretenía. Resolvió mudar de profesión, se dedicó a la arriería, y se empleó en la conducción de pieles a Brea en Aragón. Marchó a engrosar las filas rebeldes y jamás puedo salir de la categoría de guerrillero. Su cuadrilla era poco numerosa; pero sus excesos fueron de consideración. Encargado de recoger quintos, no tenía dificultad en soltarlos y darlos por libres, si redimían su suerte con alguna estafa, con lo cual reunió cantidades considerables. Aunque atacado infructuosamente por otros jefes facciosos, el Javelgado quiso tener la gloria de ensayar contra el castillo de Villamalefa una nueva tentativa. Los defensores del fuerte alcanzaron con una bala al Jalvegado y se le rompió una pierna. Dos o tres de sus compañeros, acudieron a sacarle del peligro, pero en ese momento recibió un segundo balazo que le dejó muerto.

EMIGRADO DEL MAESTRAZGO, UN (1840), Vida y hechos de los principales cabecillas facciosos de las provincias de Aragón y Valencia desde el pronunciamiento carlista de Morella en 1833 hasta el presente, Valencia, pp. 241-244.

Vicente Olleta Reinés

Sobrenombre en la masonería: Mendel. Nacido en Nules (Castellón de la Plana), en 1899. Practicante de Sanidad Militar. Casado. Cristiano. Solicitó (23-04-1931) y fue iniciado (15-06-1931) en la logia Atlántida nº 448 de Tetuán, en la que también tomó los grados 2° (2-11-1931) y 3° (14-11-1932). Primer Vigilante y Venerable Maestro más o menos accidental (1933 y 1934), pronunció alguna conferencia y redactó un breve discurso sobre el tema "Masonería y Evolución" (13-03-1934). Denunciado por un hermano ante la logia Oriente nº 451 de la misma localidad y obediencia, a causa de una indiscreción al tratar de asuntos de la Masonería en conversaciones profanas, se le sustanció proceso masónico por la gran comisión de justicia de la Gran Logia de Marruecos, siendo condenado a un mes de suspensión de derechos (18-08-1933), lo que no entibió su entusiasmo por la Orden, y más tarde fue elegido Gran Arquitecto Revisor (para 1934) de la Gran Logia de Marruecos. No obstante, solicitó plancha de quite a raíz de la publicación del decreto de 19-07-1934, sobre incompatibilidades entre la condición militar y la pertenencia a grupos políticos y afines. Fue fundador del Ateneo Republicano Español de su ciudad de residencia. Según referencias (26-07-1941) del secretario del Tribunal Regional de Responsabilidades Políticas de Ceuta (organismo que impuso a sus herederos una multa de mil pesetas, según sentencia del 3-05-1940), el biografiado ya había fallecido para esta época, lo que vino a demostrarse por el certificado de defunción obrante en el sumario (51/1943) que le sustanció el juzgado nº 3 del Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo, en el que consta que el óbito tuvo lugar (11-06-1937) en Tetuán a consecuencia de enfermedad grave, y en consecuencia el Tribunal decretó (26-02-1943) el sobreseimiento de las actuaciones.

PAZ SÁNCHEZ, MANUEL DE (2004), Militares masones de España. Diccionario biográfico del siglo XX, Valencia, pp. 315-316.

Manuel Pérez Herrero

Nacido en Jérica el 30 de diciembre de 1825, era hijo de Manuel y de Mariana. Falleció en Jérica en 1898. El 18 de julio de 1844, procedente de la caja de quintos de Castellón, fue alta en el Batallón Provincial del mismo nombre y el 18 de agosto marchó con su batallón a Córdoba, permaneciendo de guarnición hasta el 10 de noviembre, en que pasó a la plaza de Tarifa y el 22 de enero de 1845 a la de Ceuta con igual objeto. Por Real orden de 30 de junio de 1846 fue destinado al Regimiento Infantería de Navarra, en el que fue alta el 1º de julio y quedó de guarnición en Sevilla. El 27 de septiembre de 1847 pasó a Granada y el 19 de febrero de 1850 marchó con su Batallón a la plaza de Málaga. El 3 de septiembre de 1851 embarcó a bordo del vapor de guerra "Caledonia", desembarcando en la plaza de Alicante el 5 del mismo mes, donde permaneció hasta el 11 de julio de 1852, cuando obtuvo su licencia absoluta por cumplido, aunque el 1º de Noviembre volvió al servicio como músico contratado en el Regimiento de Navarra, quedando de guarnición en Alicante. Por Real Decreto de 5 de enero de 1852 recibió la Cruz de María Isabel Luisa, pensionada con 10 reales. El 31 de julio de 1853, habiendo cumplido su contrata, volvió a quedar licenciado. El 1º de octubre de 1854 entró como músico contratado en el Regimiento Infantería del Infante, quedando de guarnición en Sevilla, hasta que el 1º de octubre de 1855 pasó con su Regimiento a Granada, el 23 de octubre de 1856, con la Plana Mayor de su Regimiento, a Málaga, el 28 de agosto de 1857 volvió a Granada, y el 1º de noviembre marchó con su Regimiento a Valencia. El 16 de marzo de 1858 marchó con el Regimiento a Alicante, a recibir a S. M. la Reina, regresando a Valencia. El 31 de julio de 1859 obtuvo certificado de libertad por haber cumplido su contrata, y al siguiente día fue contratado nuevamente en el Regimiento de Granada, continuando de servicio ordinario en Valencia hasta el 12 de septiembre, que pasó a Algeciras a formar parte de la Brigada de Vanguardia del Primer Cuerpo de Ejército de África, a las órdenes del Excmo. Sr. Teniente General D. Rafael Echagüe, con la cual se trasladó a Ceuta el 18 de noviembre, y el 19 salió a operaciones de campaña al campo marroquí, hallándose en las acciones siguientes: el 19 y 20 del expresado mes en la toma del Serrallo y alturas de la Mona; el 22 en la del reducto de Anchera; el 24 en la avanzada de dicho punto y Vebín; el 25 en las inmediaciones del reducto de Isabel II; el 30 en las posiciones avanzadas frente a dicho reducto; el 9 de diciembre en el combate ocurrido a la derecha del susodicho reducto de Isabel II; el 12 sobre el valle de los Castillejos; el 15 en las posiciones avanzadas en dirección a Anchera; el 20 en la acción cerca del reducto de Isabel II; en 1º de enero de 1860 se halló en la acción de los Castillejos; el 10 de marzo en la del camino de Tánger, sobre el pueblo Sauso; el 11 en la Sierra Bermeja y el 20 en la del valle de Wad-Ras, a las órdenes del General en Jefe D. Leopoldo O´Donell, quedando acampado en las alturas de Tetuán hasta el 28 que, firmada la paz, volvió al Serrallo, donde continuó hasta el 14 de abril que embarcó para Málaga, desde donde regresó a Valencia. 1860.- Recibió la Cruz de María Isabel Luisa por el mérito que contrajo en la acción del 12 de diciembre de 1859 y en 1860 la Medalla conmemorativa de la campaña de África. El 28 de octubre de 1861 pasó a las islas Baleares, quedando de guarnición en Mahón. El 20 de junio de 1864 embarcó para Málaga, donde quedó de guarnición, y en fin de octubre fue baja en el Regimiento de Granada, por haber obtenido su certificado de libertad por pase como músico mayor al Regimiento Infantería de Saboya, según aprobación del Excmo. Sr. Director General del Arma en 24 del mismo, al que se incorporó en Madrid, y el 7 de diciembre emprendió la marcha para Aranjuez. El 14 de febrero de 1865 marchó a Madrid, y el 28 lo hizo para Vitoria, hasta que el 19 de enero de 1866 salió para Tarragona y el 14 de marzo se trasladó de guarnición a Lérida. El 22 de junio de 1867 salió para Barcelona y en 24 de noviembre lo efectuó a Gerona. El 5 de diciembre de 1868 salió para Manresa, el 26 de agosto de 1869 pasó a Barcelona, el 16 de septiembre salió para Berga, regresando a Barcelona el 24, habiéndose encontrado en las ocurrencias que tuvieron lugar en la capital del Principado el siguiente día 25, a las órdenes del coronel D. Ramón López Clarós, siéndole concedida la Cruz Roja del Mérito Militar, por orden de 25 de noviembre de 1869. Estuvo en los hechos ocurridos en los días 4 al 9 de abril de 1870, a las órdenes del coronel D. Carlos Esteras y Sánchez, y una vez terminadas marchó a Gerona; el 21 de mayo lo efectuó a Figueras y el 17 de octubre regresó a Barcelona. El 29 de enero de 1871 prestó juramento a S. M. el Rey Amadeo I. El 23 de julio de 1872 pasó a Manresa y el 18 de septiembre a Barcelona. El 8 de abril de 1873 salió de operaciones por la provincia de Lérida a las órdenes del coronel del Regimiento D. Juan Álvarez Calderón y el 9 de agosto marchó a Zaragoza, saliendo el 23 del mismo para Navarra, a formar parte de la columna de la ribera del Ebro, mandada por el Excmo. Sr. Mariscal de Campo D. José Santa Pau, el 25 se halló en los combates de Allo y Dicastillo y, con motivo de haber sido armada la música, el 31 de diciembre marchó a Zaragoza, donde se hallaban las oficinas y almacenes del Regimiento. El 1º de febrero de 1874 marchó a incorporarse al Regimiento y el 5 de marzo salió para Somorrostro, donde quedó formando parte de la 1ª División del 2º Cuerpo, mandada por D. Fernando Primo de Rivera, encontrándose en los combates de los días 25, 26 y 27 que tuvieron lugar en los Altos de Cortes, San Pedro Abanto y Somorrostro; el 28, 29 y 30 de abril en los librados sobre la línea de Somorrostro hasta obligar a los carlistas a levantar el sitio que tenían puesto a Bilbao, en cuya capital entró el 2 de mayo a las órdenes del Excmo. Sr. Mariscal de Campo D. José Serrano Acebrón, siendo agraciado por los últimos combates con la Cruz Roja de 1ª clase del Mérito Militar, por Orden de 18 de agosto; el 26 de octubre se halló en la acción de Vidulix y Campos de Berango, a las órdenes del Mariscal de Campo D. Adolfo Morales de los Ríos, terminando el año en operaciones de campaña. En 1874 se le concedió la medalla conmemorativa del levantamiento del sitio de Bilbao con los pasadores de Abanto, Muñecas y Galdames. El 26 de febrero de 1875 se halló en la acción que tuvo lugar en Monte Abril y Casa de Arbolancha, a las órdenes del Mariscal de Campo D. Manuel Salamanca; el 12 y 13 de marzo en la toma del Monte Serantes, a las del Brigadier Medeviela; el 12 de abril en la recuperación del fuerte de Aspe, tomado por los carlistas en la madrugada del día anterior. En 1875 obtuvo la medalla de Alfonso XII con el pasador de Oria. El 29 de enero de 1876 asistió a la toma del Monte de Santa Águeda, a las órdenes del Excmo. Sr. Comandante General de la División de Vizcaya D. Manuel Cassola; el 19 de febrero salió para la plaza de San Sebastián, con objeto de sofocar las partidas carlistas que existían en aquella provincia, regresando el 27 del mismo al distrito de Vizcaya, en el que continuó hasta el 20 de marzo, ya que, terminada la guerra, salió para Burgos, quedando de guarnición en la plaza de Santoña. Por Real Orden de 20 de junio de 1876 fue significado al Ministerio de Estado para la Orden de Isabel la Católica, libre de gastos, en recompensa por las últimas operaciones y por Real Decreto de 3 de julio fue declarado Benemérito a la Patria. El 27 de enero de 1877 salió para Burgos con igual objeto y por Real Orden de 14 de noviembre fue clasificado con el sueldo de 3.000 pesetas anuales, que en proporción a sus años de servicio le correspondían; en 1880 continuaba en Burgos de guarnición.

FERRER Y JULVE, NICOLAS (1980), Recuerdos de Jérica. Resumen histórico, epigráfico e hidrográfico de esta Villa, Segorbe, pp. 96-103.

Eduardo Reyter Hidalgo

Sobrenombre en la masonería: Riego. Nacido en Alcalá de Chisvert (Castellón), el 16 de septiembre de 1844. Teniente coronel de Infantería. Casado, que enviudó. Iniciado (1-11-1882) en la logia Numancia de Alicante, reforzó también las columnas de Humanidad nº 269 de Albacete, en la que ocupó, ya con el grado 9°, el cargo de Primer Vigilante (1886). También se le designó Venerable de Honor del taller albaceteño. Posteriormente integró las filas de una logia del Gran Consejo General Ibérico, perteneciente al singular Rito de Memphis y Mizraim, en la que no le fue difícil de obtener el grado 33° (8-05-1892). En 1904 formaba parte de la logia Ibérica nº 7 de Madrid, según la ficha censal que rubricó para la obediencia a principios del año indicado. Residía, al parecer, en Pamplona.

>PAZ SÁNCHEZ, MANUEL DE (2004), Militares masones de España. Diccionario biográfico del siglo XX, Valencia, pp. 361-362.

Vicente Villalón y Molner

Nació en Castellón el 7 de Junio de 1826, procurando sus padres darle una educación brillante en armonía con su posición y los deseos que tenían de verle figurar honrosamente en la sociedad. Con decidida vocación por la carrera de las armas, ingresó como cadete de artillería en el colegio de Segovia en 1841, ascendiendo a teniente del cuerpo, después de haber terminado sus estudios con notable aprovechamiento en 1847. Todos los empleos de su arma hasta teniente coronel, los desempeñó con entusiasmo y celo, mereciendo por sus relevantes servicios y distinguidos méritos de guerra, numerosos grados y empleos de ejército y la cruz de San Fernando de primera clase. En la memorable campaña de Africa, tomó el entonces capitán Villalón, que ya tenía el grado de coronel, una parte activa y honrosa perteneciendo al primer regimiento montado. El estado de perturbación constante en que durante tan larga época se encontraba el país, ha sido campo vasto y honroso donde el general Villalón ha hecho siempre noble ostentación de su valor, hidalguía y elevación de sentimientos, obteniendo los empleos de coronel y brigadier en 29 de Septiembre de 1868 y en 10 de Junio siguiente. La acertada dirección que dio a las operaciones militares en 1872, en que era comandante general de Castellón y el Maestrazgo, le hicieron acreedor a la gran cruz blanca del Mérito militar y a que se le dieran las gracias por el Ministro de la Guerra. Nombrado segundo cabo del distrito militar de Valencia en 1874, estuvo desempeñando el cargo de capitán general del distrito, cuantas veces salían a operaciones los propietarios, prestando grandes servicios y acudiendo con su actividad y celo a llenar las múltiples atenciones que el sostenimiento de un ejército en campaña exige; a la par que a mantener el orden en todas las poblaciones del distrito, donde tan encontrados elementos luchaban en época de triste recuerdo. Su tacto, su incansable actividad, su previsión y energía, merecieron en 23 de Enero de 1877 el ascenso a mariscal de campo por los servicios prestados durante la guerra civil. La hoja de servicios del general Villalón es un conjunto de eminentes servicios, como lo demuestran las grandes cruces blanca y roja del mérito militar, la de San Hermenegildo, la encomienda de Carlos III y la de San Fernando de primera clase, así como los diferentes grados y empleos de ejército que obtuvo durante su carrera. Soldado honrado y valiente, no tenía más norma que el cumplimiento de su deber y el bien de su patria, hermanando siempre en todos los escalones de su carrera, desde teniente a general, la inflexibilidad del deber militar con la práctica de las virtudes cristianas y el ejercicio de los nobles sentimientos que abrigaba en su hidalgo corazón. Desempeñó el cargo de segundo cabo de este distrito militar y gobernador militar de la plaza de Valencia, hasta el día de su fallecimiento, ocurrido en aquella Capitanía general el día 2 de Noviembre de 1881. Su muerte fue muy sentida, pues durante los ocho años de su mando en este distrito, se captó innumerables simpatías por su excelente corazón, rectitud y justicia.

BALBAS, JUAN A. (1883), Castellonenses ilustres. Apuntes biográficos, Castellón, p. 164.
SÁNCHEZ ADELL, JOSE, DIAZ MANTECA, EUGENIO, OLUCHA MONTINS, FERNANDO y PASCUAL MAS, FRANCISCO (1997), Personajes ilustres castellonenses. Diccionario biográfico de la provincia de Castellón, Castellón de la Plana, p. 106