NIDOS DE AMETRALLADORAS EN LA COSTA DE VINAROS (1)



Alfredo Gómez



      A lo largo de la costa de Vinaròs se encuentran una serie de construcciones que, sin tener un valor arquitectónico propio, por el paso de los años se convierten en un testimonio histórico de nuestro pasado reciente. Se trata de nidos de ametralladoras o reductos defensivos de la guerra civil española de 1936. Construcciones que constituyen un recuerdo no tan lejano para muchos vinarocenses. Son varios los nidos de ametralladoras que se encuentran a lo largo de la rocosa costa vinarocense. El director del Centro de Investigación y Documentación del Maestrat (C.I.D.), Alfredo Gómez, está realizando actualmente un estudio de los mismos junto al historiador local José A. Gómez Sanjuán, indicando que estas construcciones defensivas “por su valor testimonial deberían de pasar a englobarse dentro de la categoría de Bienes de Interés Local, si más no porque quizás dentro de unos cuantos años supongan un recuerdo material e histórico de una etapa de nuestro pasado. Un periodo trágico que sólo han vivido los veteranos de nuestra ciudad, pero que sus hijos y nietos han de conocer y respetar. Hay que conocer la historia para no repetirla”. Posiblemente estas edificaciones son el único vestigio que aún queda en pie de la contienda militar española en la capital del Baix Maestrat. Estas se dividían, fundamentalmente, en dos: los llamados nidos de ametralladoras y las bases de artillería. Gómez indicaba que “no tenemos noticia de que se hayan estudiado ni unos ni otras. Las últimas, con toda probabilidad, han desaparecido completamente, aunque los servicios cartográficos del Ejército disponen con toda probabilidad de planos detallados y acotados de estas bases, con expresión de tornillos y otros anclajes pertinente. No así los primeros que subsisten, aunque muy precariamente conservados, por no decir en completo y lamentable abandono”. Estos nidos de ametralladoras se hallan dispuestos por medio de excavación en la roca y construcción de pertinentes bunkers en el acantilado costero, “hábilmente disimulados en la orografía del terreno, y siempre con orientación mar-playa, ya que su corta área de efectividad de tiro los hace idóneos tan sólo para defensa ante un desembarco en playa de la infantería, sin efecto real sobre las embarcaciones de transporte de tropa y, aún menos, de naves de guerra”. En la costa vinarocense son relativamente abundantes, allí donde se preveía un posible desembarco de tropa, razón por la cual se solían disponer en ambos extremos de la playa en cuestión. Excepcionalmente los había en la parte exterior del muelle de Levante, “pero estimamos que no en el de poniente, donde sí los había en el acantilado de enfrente, para protección de la playa del Clot, cuya reducida boca hacía innecesario disponer de un nido análogo enfrente, ya que el propio muelle lo suplía con eficacia suficiente”. El director del C.I.D. opina que es necesario hacer un inventario exhaustivo de los mismos, catalogarlos y estudiarlos, cosa que está efectuando actualmente, así como declararlos Bien de Interés Local para preservarlos, añadiendo que “sería de desear una mínima restauración, con previa limpieza, de estos interesantes elementos, recuerdo de un pasado histórico de nuestra ciudad, aunque este sea cercano y poco agradable como fue una guerra civil”. Estas construcciones defensivas fueron construidas por los milicianos republicanos para defender a la población de posibles desembarcos de las tropas nacionales, explicaba Gómez, añadiendo “casi nunca se utilizaron puesto que no se produjo ninguna acción de este tipo y además no contaron ni tan siquiera con una guardia fija en el puesto”. Empezando por el sur nos encontramos la primera de esas edificaciones en la zona de la Cala Puntal, después encontramos el emplazado en la punta de la Roca de la Gavina y que vigila la playa del Clot. También existen nidos de ametralladoras en el puerto, alguno desaparecido ya como otros que había en la playa del Fortí, para luego llegar a los dos de la punta de Els Cossis. Se sabe que más al norte había otros, estando actualmente el C.I.D. buscando su emplazamiento para catalogarlos. Seguidamente detallamos algunos de los aspectos de estas construcciones recogidos del trabajo de investigación que está realizando el C.I.D.

CALA PUNTAL

En la zona de la Cala Puntal existe un reducto atrincherado el cual está adosado a la roca. Este nido de ametralladoras mide unos cuatro metros de largo por dos de ancho, cuenta con dos aspilleras de cara al mar, construido con piedras y mortero. La boca de entrada se encuentra en un lateral. El nido está en buen estado de conservación salvo los escombros acumulados en el suelo. En sus paredes no hay ninguna inscripción, tal como hemos podido constatar, ya que generalmente los soldados de guardia solían escribir en las paredes grafitos, pero no es éste el caso.

nido_1 (88K)

La garita se encuentra en un lugar estratégico ya que desde el mismo se domina el paso de embarcaciones entre Benicarló y Vinaròs, al estar en el saliente de la punta de la Cala Puntal.

PUNTA DE LA ROCA DE LA GAVINA

En el saliente conocido por Roca de la Gavina, junto a la playa del Clot queda un reducto muy interesante de trinchera fortificada. Se trata de un nido de ametralladoras bien fortificado, con tres espacios independientes que apuntaban a norte, sur y este, comunicados por una escalera y a los cuales se accedía por un amplio pasillo abovedado que hacía de almacén. Como puede verse, el techo se ha derrumbado, pero se conserva aún su interesante estructura principal hecha de ladrillos y mortero. Curiosamente, hay una inscripción en uno de los muros que sí parece originaria.



PUERTO Y PLAYA DEL FORTI

En el dique de levante del puerto quedan también restos de un nido de ametralladoras, mientras que otros han desaparecido con las obras de construcción de una escollera para la protección de la playa. Gómez también explica que había también un bunker de este tipo en la playa del Fortí, en las escaleras que daban acceso a la playa del antiguo colegio San Sebastián, construcción que desapareció hace unos años con la regeneración de la playa.

PUNTA DE ELS COSSIS

En la zona de la Punta de Els Cossis existen dos nidos de ametralladoras, uno mirando hacia Vinaròs y otro al norte, protegiendo la playa. El primero, el que mira a Vinaròs, está muy deteriorado ya que ha caído el techo, presentando su distribución un pasillo de acceso, el punto de vigilancia central y una dependencia pequeña a un lado que podría servir para dejar material. El segundo, el que mira al norte, está mejor conservado pese a haberse derrumbado la techumbre, teniendo las mismas características que el anterior. La construcción de ambos es similar a la de los otros nidos de ametralladores.



(1) Publicado en el Diario Levante