BECCAR Y FEBRER, MIGUEL DE

Nacido en Vinaroz el 4 de agosto de 1750, era hijo de Nicolás Becar y de Francisca Febrer y casó con Mariana Febrer, de Vinaroz; ingresó como cadete en el Regimiento 1º del Rey de Cazadores de Caballería el 1 de mayo de 1767, siendo designado Porta Guión el 14 de febrero de 1769. Ascendió a alférez el 30 de abril de 1771 y a teniente el 28 de mayo de 1776. Logró el grado de capitán el 1 de enero de 1783, siendo designado ayudante mayor el 31 de agosto de 1788. Obtuvo el empleo de capitán el 24 de diciembre de 1791, el grado de teniente coronel el 12 de abril de 1794 y el empleo de sargento mayor el 31 de julio de 1798. En todos los empleos anteriores estuvo destinado en la misma unidad y cuando ascendió a teniente coronel el 11 de enero de 1804, pasó destinado al Regimiento de Dragones de Almansa, en el que también se mantuvo durante el empleo de coronel, que alcanzó el 19 de febrero de 1809, aunque el 21 de diciembre anterior ya había obtenido previamente el grado de coronel. Por fin, ascendió a brigadier el 8 de abril de 1809, conservando el mando del Almansa, hasta que un año y ocho meses después quedó en situación de cuartel.

Tomó parte en el sitio de Gibraltar de mayo de 1782 a febrero de 1783, a las órdenes del brigadier Ventura Caro, guarneciendo la Torre del Diablo y embarcando en la flotante Santa Ana, mandada por el capitán de fragata José Argeles. En la Guerra de la Convención estuvo a las órdenes del teniente general Bernardo de Tortosa desde septiembre de 1793 a enero de 1794, destacando por su conducta durante el ataque que sufrió la batería de la izquierda en Pontellas, el 23 de septiembre. De agosto de 1800 a noviembre de 1801 se halló en el Campo de Gibraltar, sufriendo el ataque de la escuadra británica a Algeciras. Destinado con el ejército del marqués de la Romana al norte de Europa en septiembre de 1807, logró embarcar en agosto del año siguiente con dirección a España, interviniendo en la batalla de Medellín en marzo de 1809, en la de Talavera de la Reina en julio del mismo año y en el ataque del Puente del Arzobispo en agosto, resultando herido gravemente el día 28 por dos cascos de granada.

Le fueron concedidas la Cruz y el Escudo de las Batallas de Medellín y Talavera, así como la Cruz del Norte.

Fue purificado tras el régimen constitucional, según certificación librada el 9 de enero de 1826. Falleció antes de febrero de 1834.

Hoja de Servicios del Archivo General Militar de Segovia

Volver a Biografias